Seleccionar página

TALLER DE FOTOGRAFÍA

Fotografía creativa para los que empiezan.

Para niños y jóvenes de 10 a 14 años

VERANO 2021 
2 SESIONES INTENSIVAS

Entre las muchas maneras de combatir la nada,
una de las mejores es sacar fotografías,
actividad que debería enseñarse tempranamente a los niños,
pues exige disciplina, educación estética, buen ojo y dedos seguros.
Las babas del diablo, Julio Cortázar.

Bono clase para este verano en el  Espacio Creativo + De Arte

LA EXPERIENCIA

La fotografía como cualquier forma de expresión artística, puede, y debe, enseñarse desde la más pronta infancia. Desde muy pequeños, a los niños les inquieta y tienen curiosidad por el mundo que les rodea, descubren, admiran, se sorprenden y sobre todo juegan. La fotografía les ayudará a crecer.

Descripcion:

LA ACTIVIDAD
El taller tienes dos partes:
La primera parte para descubrir que hacer fotos puede ser el maravilloso juego que les permitirá centrar la atención en su entorno y conocer de forma activa el mundo en el que viven: hojas en el suelo, agujeros en los árboles, coches rojos, las puertas de los negocios, el tobogán del parque, van a ser sus primeras fotografías. Con los más mayores la fotografía es fuente de descubrimiento y autoconocimiento, de creación de vínculos con el propio grupo y con la familia.

En la segunda parte pisaremos la calle, diferenciar selfie y autorretrato y diseñar su propio proyecto fotográfico, les permitirá observar y encontrar nuevos puntos de vista. De esta manera expresarán su creatividad en forma de imagen.

Beneficios:

La fotografía, como método, instrumento artístico de expresión, cumple todas las características necesarias para conseguir que seamos cognitiva y creativamente más eficaces.

Aprender fotografía no supone solo técnica, sino también inspiración, expresión y creatividad.

¿Cómo funciona el aprendizaje de la fotografía?
El ser humano cuenta con dos hemisferios:

El derecho, holístico, global, que realiza asociaciones de acontecimientos y lugares. Es el que genera ritmos, música, imágenes, dibujos. Es el “creador”. Su atención es dispersa y muchas veces inconsciente.
El izquierdo, es lenguaje, lógica, matemáticas. Es el “analítico”. Su atención es focalizada y consciente. La neurociencia dice que ambos hemisferios trabajan y colaboran.

Cualquier función cognitiva necesita del diálogo y el intercambio de información entre ellos. Pero no están solos.
Existe otro cerebro, dentro del cerebro: el sistema límbico o cerebro emocional. Esencial para captar la esencia de la enseñanza de la fotografía. Lo que se ve, se huele, se toca, se escucha, se cata, pasa por el sistema límbico y es donde a estas percepciones sensoriales se las etiqueta de bueno o malo, interesante o aburrido. Es entonces cuando esta información con emoción pasa a las áreas de la corteza cerebral donde se construyen los procesos mentales, el pensamiento.

Es decir, las ideas con las que trabajan nuestros hemisferios ya están impregnadas de emoción. Cognición y emoción son indisolubles, no hay razón sin emoción. Y esto es clave para nuestro trabajo: aprender es emocionarse.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies